La soledad del empresario o ejecutivo

es un concepto que posiblemente habrás oído o experimentado en muchas ocasiones. Un líder debe tomar decisiones, mantener la calma, superar adversidades, tener coraje, y es el responsable de los éxitos y fracasos de un equipo. Muchos no llegan a triunfar, no porque no sean válidos, sino porque esa responsabilidad ocasiona miedos, soledad, inseguridades y les supone un obstáculo en el camino.

Conozco estas sensaciones

porque a lo largo de mi carrera las he experimentado y he tenido que aprender a superarlas.

La resiliencia es la capacidad de superar una adversidad y poder continuar fortalecido.

Soy mentor y coach

de altos directivos y ejecutivos que sienten que necesitan un cambio o que pueden avanzar pero no saben cómo o hacia dónde. Les acompaño en motivar a los empleados, a ser resilientes, desarrollar habilidades de liderazgo y, en definitiva, a descubrir y potenciar sus propios recursos para que den lo mejor de sí mismos y encuentren sus propias respuestas para alcanzar sus metas. Como dijo Sócrates: “No puedo enseñar nada a nadie, solo les puedo hacer pensar”.

 

David Talvy

Nací en Barcelona, en el seno de una familia proveniente de varios países y que tuvo que huir de diferentes guerras. A pesar de que nací durante el franquismo, este entorno familiar hizo que tuviera una educación abierta y privilegiada, con más libertad que cualquier niño en aquella época. En mi casa se hablaba francés y castellano, más tarde aprendí catalán, inglés e italiano.

En los primeros años de mi carrera profesional puedo decir que tuve suerte. Estar en el lugar y el momento adecuados hizo que pudiera ser uno de los primeros programadores de PC. Fue un privilegio para mí poder informatizar varias empresas, aprendiendo su funcionamiento desde muchos puntos de vista. Trabajé por mi cuenta, para compañías privadas y para la Administración Pública en el Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya, con la cual tuve la oportunidad de acceder a las instalaciones de la cárcel Modelo, cuya experiencia laboral me impactó a la vez que me enriqueció, ayudándome a cambiar la visión de la vida.

En 1989 entré a trabajar en Toshiba, participando de la start-up en España y siendo el responsable del desarrollo de productos innovadores. Uno de mis hitos en la compañía fue pensar que los portátiles podían ser una herramienta comunicativa y busqué por todo el mundo una empresa que me fabricara un módem especial. El invento fue un gran éxito y gracias a eso, Toshiba, patrocinador de las Olimpiadas de Barcelona de 1992, puso 1200 portátiles a disposición de los periodistas, siendo la primera vez que unos JJ OO se seguían telemáticamente.

Experiencia

Pensé que los portátiles podían ser una herramienta comunicativa y busqué por todo el mundo una empresa que me fabricara un módem especial. Gracias a eso, los JJ OO de 1992 fueron los primeros de la historia que se siguieron telemáticamente.

En 1992 fui contratado por Logitech, un pequeña empresa de ratones suiza en aquel momento desconocida, para abrir en solitario el mercado de España y Portugal y, posteriormente, ocuparme de Italia. Los inicios fueron duros pero años después, España y Portugal lograron tener el mayor nivel de penetración mundial de la marca. Fui galardonado tres veces como el mejor director general del mundo.

Cuando me encontraba en un momento álgido de mi carrera, la vida me puso a prueba y estuve al borde de la muerte dos veces. ¿Conoces el término resiliencia? Se trata de la capacidad de superar una adversidad y adaptarse al estrés. En ambas ocasiones seguí adelante y salí de ellas más reforzado que nunca. Y en 2002, fui nombrado director general de Logitech para el sur de Europa.

Soy experto en técnicas de comercialización, posicionamiento de productos, mejora del PLV y branding. He desarrollado actividades con los mayores compradores de supermercados en Europa como MediaMarkt, Auchan, Carrefour, Sonae, Worten, El Corte Inglés, Fnac y también con distribuidores paneuropeos como Tech Data e Ingram Micro. En 2016 me hice cargo, como director general, del lanzamiento del Café del Mar más grande del mundo en el Port Fòrum de Barcelona.

Hitos

Fui uno de los primeros programadores de PC, un privilegio que me permitió informatizar las empresas y aprender su funcionamiento desde muchos puntos de vista.

Fui galardonado tres veces como el mejor director general del mundo.

Pensé que los portátiles podían ser una herramienta comunicativa y busqué por todo el mundo una empresa que me fabricara un módem especial. Gracias a eso, los JJ OO de 1992 fueron los primeros de la historia que se siguieron telemáticamente.

Infórmese sin compromiso

10 + 11 =