La motivación y sus diferentes acepciones:

 

Desde que nacemos recibimos emociones que estimulan nuestros sentidos mediante la recepción desde adentro hacia afuera. Existe una creencia común de que la motivación interna surge a medida que los niños maduran impactando en su conducta.

Los que son automotivados tienden a quedarse con las cosas por más tiempo. Sienten una sensación de control sobre lo que están haciendo y les gustan los desafíos, sienten que pueden lograr sus objetivos, se sienten bien consigo mismos lo que beneficia su salud mental y bienestar.

Obtener la aprobación de adultos importantes en sus vidas se vuelve más importante para los niños a medida que crecen. Elogiar y recompensar a los niños por sus logros a menudo se usa para aumentar su motivación.

Los niños que experimentan relaciones consistentes, cálidas y receptivas con los adultos desarrollan la capacidad de experimentar un sentido positivo de sí mismos y sienten que  “es bueno ser yo”. Animar y alabar regularmente a los niños de maneras específicas basadas en el esfuerzo y no en el logro, fomenta el desarrollo de una mentalidad de crecimiento , una mayor auto eficacia y confianza.

Lo que es más importante, cuando cualquiera de nosotros, jóvenes o mayores, logramos lo que queremos, sentimos una satisfacción que no puede ser igualada por ninguna recompensa externa. Paradójicamente, proporcionar una recompensa externa por lograr interfiere con el sistema de recompensa natural del cerebro.

La motivación es lo que nos impulsa a actuar para alcanzar nuestros objetivos que nos proponemos y juega un papel importante en el aprendizaje.

 

Si como he comentado, la motivación se aprende desde la niñez, el descuidarla en el denominado “juego de mayores” (el trabajo) rompe la cadena en la fase adulta.

En mi opinión y basada en mi experiencia, no llego a comprender el por qué todavía hoy existe un gran número de compañías que descuidan este enorme beneficio de motivar a sus empleados ya que confunden la idea de empleados “felices” con empleados “motivados”. Éstos pueden estar relacionados, pero la motivación en realidad describe el nivel de deseo que los empleados sienten por realizar, independientemente del nivel de felicidad. Los empleados que estén adecuadamente motivados para desempeñarse serán más productivos, más comprometidos y se sentirán más interesados ​​en su trabajo.

La motivación es lo que nos impulsa a actuar para alcanzar nuestros objetivos que nos proponemos y juega un papel importante en el aprendizaje. Es un fenómeno psicológico que significa que las necesidades y deseos de los individuos deben abordarse al enmarcar un plan de incentivos.

Para mí, un deber básico de las empresas es la de crear voluntad entre los empleados para desempeñarse en la medida de sus capacidades. Por lo tanto, el papel de un lider es despertar el interés en la superación de los empleados en sus trabajos

Felicidad, Positivo, Emociones, Bola

Además del incentivo monetario, existen otros estímulos que pueden impulsar a una persona a mejorar. Esto incluirá la satisfacción en el trabajo, la seguridad laboral, la promoción laboral y el orgullo por el logro. Por lo tanto, los incentivos realmente pueden funcionar para cumplir los objetivos de una preocupación. La necesidad de incentivos puede ser muchos:

  1. Aumentar la productividad.
  2. Conducir o despertar un estímulo.
  3. Mejorar el compromiso en el rendimiento laboral.
  4. Satisfacer psicológicamente a una persona que conduce a la satisfacción laboral.
  5. Formar el comportamiento o las perspectivas de los subordinados hacia el trabajo.
  6. Inculcar celo y entusiasmo hacia el trabajo.
  7. Obtener el máximo de sus capacidades para que sean explotados y utilizados al máximo.

Los incentivos que no se pueden medir en términos de dinero se encuentran en la categoría de “Incentivos no remunerados”. Cuando un empresario tiene que satisfacer las necesidades psicológicas de los subordinados, hace uso de incentivos no monetarios que pueden ser de los siguientes tipos:

  1. Seguridad en el trabajo: proporciona una gran motivación a los empleados. Si su trabajo está asegurado, pondrá el máximo esfuerzo para lograr los objetivos de la empresa. Esto también ayuda porque está muy lejos de la tensión mental y puede dar lo mejor de sí mismo a la empresa.
  2. Elogio o reconocimiento: satisface las necesidades del ego de los empleados. En ocasiones, el elogio se vuelve más efectivo que cualquier otro incentivo. Los empleados responderán más para alabar y tratar de dar lo mejor de sus habilidades a una preocupación.
  3. Enriquecimiento laboral: Puede hacerse aumentando sus responsabilidades, dándole una designación importante, aumentando el contenido y la naturaleza del trabajo. De esta manera, un trabajador eficiente puede obtener trabajos desafiantes en los que puede demostrar su valía.
  4. Oportunidades de promoción: proporcionar oportunidades a los empleados para el avance y el crecimiento, se sienten satisfechos y se comprometen más con la empresa.

Una de las formas más eficientes para demostrar el verdadero liderazgo es , como he comentado en otro articulo de este blog, el ser vulnerable, y una de las mejores técnicas para comprender si un líder es realmente capaz de motivar a sus empleados es mediante la auto-evaluación.

El reflexionar empezando por uno mismo en cómo podría motivarse aún más. Ello llevará a comprender, alentar y controlar su propio comportamiento como líder al aceptar el trabajar continuadamente sus puntos fuertes y oportunidades para neutralizar y disminuir el impacto negativo de sus debilidades y amenazas organizacionales. Debe adoptar el enfoque sobre los empleados: “Estás bien, estoy bien”.

He motivado en mi carrera profesional a mis empleados en formas varias incluyendo kick-off meetings en lugares alejados de la ciudad, fomentado la competitividad en actividades deportivas o lúdicas entre los distintos equipos de diferentes ciudades, premiado con viajes por consecución de objetivos… si te interesa saber más a cerca de las técnicas de motivación utilizadas en entornos profesionales de gran competividad, ponte en contacto conmigo aquí.